Follow by Email

domingo, 13 de mayo de 2012

Algunas reflexiones tras el UXSpain

Tras dar por cerrada la conferencia de Experiencia de usuario que tuvo lugar los pasados días 11 y 12 de Mayo en Salamanca no quería dejar pasar la oportunidad de compartir algunas de mis reflexiones e impresiones del evento.

Comencemos con la logística del evento, en líneas generales podría decirse que fue impecable en comparación a otros eventos de estas características a los que he asistido anteriormente: funcionaba la WiFi, el catering era aceptable en cuanto a calidad y cantidad, el lugar era adecuado y estaba preparado para recibir a más de 400 personas (además de ser un edificio realmente bello).

Pero entremos en materia ¿que hay qué decir de los contenidos tratados y ponentes? desde mi punto de vista insuficientes (salvo contadas excepciones, como fueron las intervenciones de Alberto Knapp, Mónica Zapata o Idoia Soto), se trataron temas recurrentes que aportaban poco o nada a los allí asistentes, el nivel de algunos ponentes era escandalosa y preocupantemente bajo y se abusó en algunos casos del "principio de autoridad":

  • Temas recurrentes: se echó en falta la exposición de casos prácticos, casos de estudio o de éxito. Uno de los objetivos fundamentales de este tipo de reuniones es poder compartir con profesionales del sector retos o dificultades que hayan requerido de soluciones innovadoras. Esta es una forma estupenda de poder seguir aprendiendo. De nada sirve que se traten temas manidos y conocidos por todos, esto no nos ayuda a avanzar como profesionales ni como "disciplina".
  • Nivel bajo: desde mi punto de vista es imperdonable que profesionales presentados ante el público como personas con una larga carrera profesional y puesto de renombre, confundan términos básicos de la profesión (como por ejemplo, utilizar como sinónimos 'usabilidad' y 'experiencia de usuario').
  • Abuso del 'principio de autoridad': ciertos ponentes abusaron de su 'nombre' dentro del mundillo para presentar temas de forma mediocre y 'sin sustancia', el famoso "cría fama y échate a dormir".
Pero, ¿cómo podría haberse evitado esto? creo que desde la organización debería haberse realizado un seguimiento y control de los contenidos, así como del nivel de los conferenciantes (independientemente del puesto que ocupen o el nombre que tengan).

Para finalizar no quería cerrar este post sin hablar del debate que surgió en la ultima intervención del evento: "test de laboratorio ¿sí o no?". El simple hecho de que se plantee este debate es un reflejo del intrusismo profesional y la falta de nivel que sufrimos dentro de la UX. Muchos profesionales de 'renombre' del sector demostraron una falta de las mínimas nociones de las distintas técnicas y bases de investigación. Es preocupante que los test de laboratorio fueran etiquetados como "esa cosa que pide el cliente", "lo que hacen algunos investigadores para ganar más dinero" o "un grano en el culo" (literalmente). Señores, sepamos cuándo, cómo y por qué aplicar las diversas técnicas antes de pretender evaluar su utilidad. Un cliente puede pedirnos un test de usuario simplemente porque está interesado en tener en cuenta a sus usuarios y este tipo de test es lo único que ha tenido oportunidad de conocer, pero nuestro papel y responsabilidad como profesionales es asesorarle y recomendar una u otra técnica en función de las necesidades del proyecto.

Espero y confío en que la organización recoja el feedback de sus usuarios y mejore en su próxima edición. Nos vemos en el UXSpain 2.0

2 comentarios:

  1. Poco más que añadir a lo que comentas. Decepción sobre todo, aunque en mi caso también hay bastante de confirmación de que lo que hay es lo que hay y que ciertos amigos se quieren mantener ahí como si fueran los mesías de no se qué suerte de futuro que sólo ellos visionan.

    Varios puntos que añadir sobre lo que has dicho;

    - Si no vas al café de Hawaii eres un mierda y no pintas nada. Esto me lo apunto.

    - Al parecer un señor de apellido Knapp inventó esto de la usabilidad en España y le debemos la vida y nuestro futuro depende de él. Llama la atención que, presente en la sala, alguien afirmara estar buscando gente con perfil UX y que todas sus incorporaciones provengan de cierta empresa . . . en fin.

    - Sorprende que en una charla alguien hable de sesgos (algo básico, vale, pero se comenta)y que después llegue otro ser humano (o quizá no) para decir que está orgulloso de poner sus sesgos en práctica cada vez que diseña (porque él lo vale, por supuesto). Incluso un amigo suyo tuvo la osadía de decir que había modelos - quizá escritos en piedra - que no había que revisar.

    - La innovación sin investigación no es, ni de lejos, posible. Y hablo ya a nivel conceptual; es indefendible. Llama la atención que en la última mesa una señora dijera que hace cosas innovadoras pero que su lab de investigación está a medio gas. Algo no encaja (o sí; quizá son todos amigos :D)

    - El nivel fue malo, pero lo peor fue el conformismo de los que ya están y se supone que son referencia. Sin embargo sí que es de apreciar que hay gente nueva que ni entiende ni comparte a los dinosaurios (porque son dinosaurios) y que dijo con claridad que no estaba de acuerdo con los predicadores.

    - En cierta charla se comenzó hablando sobre cómo la naturaleza era bella y estaba poblada de simetría (los fractales habrían sido un buen punto a añadir como elemento de visualización de estos patrones). Absurdamente, y pese a los aplausos, esta persona (gurú, supuesto hombre sabio) finaliza diciendo que la única forma de sobrevivir en este mundo "asqueroso" - o algo así - es creando algo bello. Supongo que de pronto el mundo ha dejado de ser bello.

    - Y finalmente una confirmación. Esto es pura política. Unas pocas personas conocen a otras personas que trabajan en algunas grandes empresas de UX y que se reparten la supuesta innovación (más bien debiéramos hablar del dinero).

    Como reflexión final es llamativo que en una mesa redonda alguien mencionara que los perfiles UX que le llegaban parecían náufragos (creo que fue Nacho Puell). A mí, personalmente, no me cuesta imaginar gente decepcionada con el panorama visto lo visto el otro día en Salamanca. Somos todos náufragos porque el poder es de un grupo de amigos metidos a política que están haciendo caja y viviendo del humo.

    El año que viene, si seguimos en el negocio, espero que veamos caras nuevas y, sobre todo, alguna nueva idea (que yo no vi ninguna).

    ResponderEliminar
  2. Batiendo "el intenné" de lado a lado se detecta cierto conformismo con lo que vimos en Salamanca (y ya ha pasado cierto tiempo). ¿Crees que las 500 visitas en tu blog en un día son algo bueno? Lo digo porque no dejó nadie ningún comentario . . . :D

    Me ha gustado una reflexión sobre el tema de la nomenclatura dentro de la profesión (no recuerdo el lugar). Probablemente la solución a este punto sea entender "eso que llaman UX" como una filosofía dentro una empresa, un producto o un servicio. Las etiquetas, los nombres y la segmentación en perfiles con actividades "atómicas" son el resultado de la densa humareda que envuelve la profesión. Interesa que los nombres molen y que sean cuanto más opacos mejor. ¿Por qué? Pues porque puedes cobrar más cuanto más arcano parezca lo que haces.

    Siempre que hablamos un poco de esto te comento que falta cariño al hacer y falta creerse lo que hacemos. Si nuestro objetivo profesional es llegar a posiciones como las que expusieron algunos de los guruses que hablaron allí (que se conforman y, digan lo que digan, están cómodos donde están) o nos preocupan conversaciones sobre etiquetado de profesiones (que debiéramos dejar a infojobs o algún sitio de ese pelaje) es porque nadie sabe ni lo que somos ni dónde vamos (y esto es un tema de pura identidad). La burbuja tecnológica en la que vivimos no nos va a sostener para siempre y es necesario eliminar ese humo que tiene su origen en el mundo de la consultoría roñosa a la que, curiosamente, muchos criticaron en el sarao.

    Creo esencial entender que en nuestro trabajo hay mucho de investigación, de ciencia aplicada y, por supuesto, de creatividad y "arte". El debate se lo debemos a nuestra profesión; tenemos que ser capaces de aglutinar todo esto para resultar creíbles ante el resto de los profesionales con los que trabajamos día a día.

    ResponderEliminar