Follow by Email

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Eye-tracking


El Eye-tracker es una herramienta utilizada frecuentemente en los test con usuarios. Esta máquina graba los movimientos oculares de los usuarios, es decir, a qué parte de la pantalla están mirando y durante cuánto tiempo.

Las técnicas de eye-tracking han sido utilizadas durante mucho tiempo (y siguen utilizándose) en ámbitos de investigación básica en psicología, ya que permiten realizar inferencias de procesos cognitivos como la atención y la percepción.

En el mundo aplicado, el eye-tracking nos ofrece los 'mapas de calor', en estos mapas aparecen señaladas las zonas dónde nuestros usuarios han fijado su visión (y por tanto su atención) y con qué intensidad.

Esta herramienta nos ofrece resultados cuantitativos de cuáles son las zonas y elementos atendidos en una página web. Pensemos en un ejemplo, estamos probando un sitio web con un usuario, una de las primeras tareas que pedimos a nuestro usuario es hacer login en esta web. Parece que tarda en llevar a cabo la tarea unos segundos ¿qué está pasando en este tiempo? el análisis de los movimientos oculares nos permitirá saber si nuestro usuario estaba viendo el campo de login y quizá no identificaba su función, o por el contrario pasaba totalmente desapercibido entre el resto de elementos y no conseguía llamar su atención.

Recordemos que los primeros segundos de interacción de un usuario con una web son cruciales, en estos primeros momentos el riesgo de abandono es mayor. A pesar de que siempre pedimos al usuario que verbalice que está pensando mientras realiza las distintas tareas de la prueba, esto nos sirve solo como un apoyo ya que las personas no están acostumbradas a 'pensar en alto'. Además siempre hay que tener en cuenta el efecto de 'deseabilidad social' por el que solemos intentar 'quedar bien' y no nos pondremos en evidencia manifestando que no supimos realizar una tarea tan simple como logearnos en una página.

Cuando se usa eye-tracking hay que tener en cuenta que no es útil comparar sus resultados entre iteraciones o versiones de una web, ya que es excesivamente sensible a las modificaciones. Un pequeño cambio de color puede modificar por completo los mapas de calor. Además no olvidemos que el eye-tracking es una herramienta de apoyo que conviene complementarse con el análisis del éxito de las tareas, cuestionarios de satisfacción e información cualitativa recogida durante las pruebas.

4 comentarios:

  1. Muy chuli la entrada Sonia!en Caja Madrid teníamos el Eye-tracking, mola un montón y da muchisima información,sobre todo cuando quieres analizar páginas web;)

    ResponderEliminar
  2. Esta entrada me recuerda que hace poco estuvimos mirando herramientas online para hacer esto. Estamos viendo esta en particular (la anuncian en todas partes)

    http://usabilla.com/?utm_source=ar

    El tema del mapa de calor me causa desazón y dudas. Es cierto que el "click" (la decisión) es crítico, pero me preocupa casi tanto como el movimiento del cursor (extensión del proceso mental y reflejo de posible duda) y el tiempo (y esto aún incluyendo el análisis de éxito o cuestionarios de satisfacción).

    En principio habiendo herramientas para grabar todos los movimientos del ratón (incluyendo cualquier selección), da la impresión de que el mapa refleja un resultado estadístico de algo muy concreto. ¿Cuándo tiene sentido hacer una grabación y cuando esto? ¿Porqué no hacer siempre la grabación completa y utilizar tanto el resultado del mapa de calor como cualquier movimiento del cursor?

    ResponderEliminar
  3. Estoy pensando ahora que existen los cascos estos que miden la actividad cerebral en relación a lo que se percibe(al final nosotros asociamos ideas y conceptos para diseñar arquitecturas o lenguajes en cualquier app). Estaría bien poder combinar en un mismo test de usuarios el eyetracking con un casco de estos que miden la actividad cerebral para saber dónde existe "shock" (con posterior interpretación). ¿Hay algo que se haga ya en este sentido? Se puede medir si el "shock" es bueno o malo?

    Los cascos molan, pero creo que habría que pagar un extra a semejantes usuarios sacrificados. ¡¡Todo por la ciencia!!

    ResponderEliminar